Listado de Productos

  • Articulo Técnico - Delta
  • Articulo Técnico

     

    ¿Cómo la configuración y el diseño de SAI ayudan a lograr una alta confiabilidad y disponibilidad en un centro de datos?

    Un Centro de Datos (DataCenter) es crucial para las operaciones diarias de muchas organizaciones. El costo del tiempo de inactividad debido a una falla es costosa y podría estimarse entre USD$4,000 a USD$ 6,000 por minuto, o incluso más. Los Sistemas de Alimentación Ininterrumpida (SAI) son la clave para mantener la continuidad del funcionamiento en un Centro de Datos. Para lograr la mayor disponibilidad posible, es vital que la unidad esté equipada con tolerancia a fallos, garantizando la operatividad del sistema. También es importante que el SAI ofrezca la flexibilidad con diferentes configuraciones para el bien de la redundancia y para mejorar aún más la disponibilidad general de energía.

    Los SAI modulares ofrecen un buena demostración de la capacidad de un SAI tolerante a fallas. Por ejemplo, La serie DPH Modulon de Delta tiene un diseño completamente tolerante a fallos, que ofrece auto-redundancia de módulos de potencia. Además, la lógica de control total permite que al sistema auto-sincronizarse en caso de fallo del módulo principal.

    la lógica de control total permite que al sistema auto-sincronizarse en caso de fallo del módulo principal.

    En segundo lugar, la funcionalidad de intercambio en caliente de módulos y componentes críticos mejora el mantenimiento del SAI, lo que reduce a casi cero el  MTTR, garantizando la máxima disponibilidad de los Centros de Datos. Un cambio rápido mediante el procedimiento operativo estándar (POS) para los módulos, pueden ayudar a ahorrar un 50% o más en el tiempo de reparación.

    Ahorra un 50% o más en procedimientos de reparación que las UPS convencionales.

    Diseño para la confiabilidad es la característica básica de todos los SAI. Un sistema con circuitos redundantes, se constituye en un paso más para eliminar un punto único de fallo y garantizar la confiabilidad. En otras palabras, es garantizar un SAI seguro. La mayoría de los SAI Delta están equipadas con circuitos redundnates en los sistemas de energía auxiliar, mecanismos de control, y mucho más.

    Los SAI Delta están diseñados con redundancia de energía auxiliar. Cuando hay corte de energía, los circuitos de reserva auxiliar continuarán suministrando energía al sistema de control para asegurar la operación ininterrumpida del SAI.
     
    El control DSP es aplicado ampliamente en SAI debido a sus ventajas en la reducción de componentes para disminuir la tasa de fallos y aumentar la confiabilidad del sistema. Por otro lado, la falta de control de DSP es otro riesgo para un único punto de fallo. El diseño de Delta a prueba de fallos puede detectar la falla de un mecanismo de control y cambiar automáticamente el SAI a modo de derivación (Bypass) para mantener un suministro continuo de energía a las cargas críticas.

    Cuando hablamos de disponibilidad, la posibilidad de diferentes configuraciones del sistema SAI también es importante. Los SAI Delta permiten diversas posibilidades para el diseño de un sistema con redundancia.

    1. Configuración paralela (N +1), no requiere hardware adicional.
    2. Configuración “hot-standby”, gracias a la entrada de alimentación dual, que proporciona redundancia de alimentación del sistema y calidad al mismo tiempo.
    3. La configuración del sistema 2N, 2N +1 establecido en la TIA-942 Nivel 4, ofrece confiabilidad para las aplicaciones de misión crítica como los Centros de Datos.

    3.La configuración del sistema 2N, 2N +1 establecido en la TIA-942 Nivel 4, ofrece confiabilidad para las aplicaciones de misión crítica como los Centros de Datos.

    Los SAI Delta de las familias Ultron y Modulon garantizan confiabilidad excepcional y un maximizan el tiempo para ofrecer una alta disponibilidad y reducir el coste total de propiedad (TCO).

    top

    QUICK LINKS

    Suscribir Boletín